Australianos apoyan a trabajadores de la salud